Header

Doris Caballero

“Mucha gente pensaba que ese Iván Cruz era venezolano, por la forma de cantar el bolero, distinto de como lo hacía Lucho Barrios o Pedro Otiniano, y eso fue lo que pegó. Empezamos a dar vueltas por todos los teatros, eran llenos totales. En la radio me llamaban el Ídolo del Bolero, porque la gente me convirtió en un fetiche, en un ídolo. Y no me quedé ahí: año 76, dos discos de oro; 77, otro disco de oro; 78, disco de oro; 79, dos discos de oro, y así seguí…”

A medida de que obtenía reconocimiento, Iván fue ingresando al mundo del alcohol y las drogas, llegando incluso a separarse de Julia Flores, mujer con la cual se casó a la edad de 20 años. En 1998 y luego de haber dedicado gran parte de su vida al alcohol, drogas y mujeres, los médicos le diagnosticaron pancreatitis crónica, desde entonces se internó por su cuenta en clínicas de rehabilitación, pero siempre volvía a recaer.

1